lunes, 19 de noviembre de 2012

Acrylic on canvas, 92x73 cm
Acrylic on canvas, 92x73 cm
Acrylic on paper, 45x33 cm
Acrylic on paper, 45x33 cm

jueves, 27 de septiembre de 2012

Acrylic on canvas, 61x38 cm

Acrylic on paper, 45x33 cm

Acrylic on canvas, 73x60 cm

martes, 18 de septiembre de 2012

Acrylic on canvas, 92x73 cm

martes, 11 de septiembre de 2012

Acrylic on paper, 45x33 cm

Acrylic on canvas, 73x60 cm

Acrylic on canvas, 73x60 cm


Acrylic on paper, 45x33 cm

sábado, 28 de julio de 2012




Acrylic on canvas, 55x46 cm

Acrylic on canvas, 73x50 cm

sábado, 5 de mayo de 2012



domingo, 29 de enero de 2012

Acrylic on canvas, 92 x 73 cm

¿Yo estoy loco, o qué? capítulo 2

Lo siento pero me veo obligado a continuar con esta serie de escritos, iniciado ya hace tiempo, y dejado de lado por mi parte durante mucho mas tiempo. No fue por falta de temas a tratar, mas bien había a patadas para arrancarme a escribir sobre cosas locas que pasan ante la indiferencia de casi todos. El problema es que hace ya años que convivimos con noticias disparatadas, aptas para estos escritos, pero como ya son normales, superan mi capacidad de asombro, verdadero motor de estos escritos...
   Sin embargo lo de hoy lo supera todo, y cuando ya había asimilado las ayudas a los bancos ladrones, los gastos y recortes disparatados, Rajoy de presidente, entre tantas otras barbaridades que he visto, lo escuchado mientras masticaba mi tostada matutina despertó mi instinto literario nuevamente.
    Hablaban en la radio unos sesudos señores a modo de tertulia, una de tantas que no paran de hablar al pedo de cosas muy serias, cuando uno de ellos comentaba lo mal que estaba la profesión periodística, de la que seguramente formaban parte. Contaba el caballero que había nuevas formas de trbajo en la profesión que se estaban viendo cada vez mas a menudo, para desgracia de los nuevos licenciados de facultades de periodismo que sacan profesionales a un mercado cada vez mas revuelto y cruel.
   La primera variante de este cambio del “mercado” era una que hizo que casi me atragante con la tostada, y era la mas benigna de las tres!!!
    Ya conocemos la divertida cadena de la crisis que estamos viviendo, la gente se queda sin trabajo, baja su consumo de todo, las empresas aún vivas vende cada vez menos, dejan de hacer publicidad, y los diarios venden casi nada y no pillan un aviso pagado, salvo los de cubanas calientes ofreciendo un masaje estrambótico. Por lo tanto las empresas periodísticas sufren mucho en sus cuentas, y como siempre los primeros que pagan son los mas pringados.
   Citaron el caso de un diario que ofrece trabajo a noveles e inocentes jóvenes prometedores recién salidos de la facultad, o a expertos periodístas con años en el oficio, unos regios artículos para sus publicaciones, pero con esto de la crisis no ofrecen mas que pagar 0,75 Euros por un escrito de 800 caracteres!! Seguramente también pretenderán que dicho artículo sea serio, riguroso, bien documentado, original, y bien escrito.
   Y se quedan tan panchos!!
   Llamando a ésta infamia una oferta de trabajo, y aduciendo que con esto de la crisis hemos tenido que tomar medidas excepcionales y temporales de reajuste, copiando el eufemismo de los políticos que ya no saben que vueltas dar al idioma para no decirnos que nos están tomando el pelo cada puto día, creo yo que no salvan la situación, la oferta es para partirles la cara a ostias.
    Claro que dicho novel periodista puede optar por otras salidas profesionales, tales como ponerse en una esquina con una lata de melocotones vacía, arrodillarse en el suelo y pedir limosna, con el repetido slogan: Por favor, no tengo trabajo, pido una ayuda, es triste pedir pero mas triste es robar, etc.. Se da la paradoja para este jóven emprendedor que se quiere comer el mundo ahora que terminó su carrera, que seguramente con la latita de melocotones vacía ganaría en una mañana el equivalente a decenas de artículos escritos con toda pulcritud y esmero para un diario o revista. ¿Dónde coño hemos llegado? Si no fuera tan doloroso haría reír el ofrecimiento de 0,75 Euracos, cantidad por la que ya  no un periodista, sino un semianalfabeto no escribiría ni una tarjeta de cumpleaños.
    Que Dios coja confesados a las nuevas generaciones de periodistas...
   Como ya había escuchado que éstas noticias iban de menor a mayor de caradurez, tragué la tostada y antes de morder otra vez me contuve porque me atragantaría seguro con el segundo caso de “empleo para periodistas”.  Quieta mi mandíbula, escuché el caso de un empresario con ideas revolucionarias y adaptadas a la actual crisis económica, ya que dicen que toda crisis es una oportunidad, el tipo jeta éste sin ninguna verguenza proponía  en las entrevistas de trabajo, simplemente no pagar. O sea, usted venga a trabajar cada día, obedezca a los jefes, estire lo que haga falta su horario, trabaje bien, sea responsable, buen compañero, excelente y avispado  periodista, por nada, por la cara, a cambio de 0 Euros al mes!!!
    Esto, que merece el total desprecio del supuesto genio empresarial, aparte de un buen trompazo en la nariz o patada en los huevos, sin embargo tiene una fundamentación filosófico-laboral, y es que el periodista de esta manera hace experiencia en el oficio, y se hace currículum para el futuro.
   ¿Pero cómo quiere que alguien llegue al futuro si morirá de hambre antes por falta de dinero porque no les pagas por su puto trabajo diario, cabrón?????
   No cuela ni como mala excusa, y acaba con el concepto TRABAJO que tuvo la humanidad durante siglos, a partir de ahora la gente trabajará gratis, y yo que soy tan bueno con él, le ayudaré a hacerse currículum y que tenga experiencia en su profesión. Es que soy un ángel, pensará el genio empresarial sentado en su sillón...
   Aunque pensándolo bien con este sistema yo mismo, usted mismo podría montar mañana mismo una enorme empresa, con cientos de trabajadores, con decenas de sucursales, y el éxito estará asegurado, no pagará a nadie y la gente lo hará gratis para usted !!! Yo por las dudas no lo intentaré, le tengo demasiado cariño a mi nariz y más a mis huevos...
   Después de escuchar ésto pensé en suicidarme saltando de la ventana de la cocina, pero mientras pensaba como hacerlo entre las cuerdas de colgar la ropa, vino la tercera y última idea genial para acabar con los problemas de desempleo de periodistas. El no va más, lo mas espectacular escuchado jamás, lo que no se le  ocurrió a ningún Ministro de Economía en el mundo, se le ocurrió a un genio desconocido que regentea un diario local de Catalunya ( que no dijeron cual era...) y consiste en que la gente pague por trabajar!!
   Sí, han leído bien, este hijo de 7000 putas pretende cobrarles él a sus empleados por trabajar para él. Este tipo es un genio, descubrió la fórmula para forrarse de guita seguro, sin inconvenientes, ya que entre los beneficios de mi empresa, mas lo que pague la gente por trabajar en mi diario, me forro de pasta !!!
   Yo creo que a este tipo hay que matarlo a pedradas o nombrarlo Ministro de Economía, ya que una persona que propone algo así es un mal bicho sin remedio, o es un caradura de una entidad tal que habría que ponerlo a negociar acuerdos bilaterales con otros países. Les sacaría hasta los calzoncilllos a todos. La fundamentación del de las 7000 madres es que de ésta manera los nuevos y flamantes periodistas podrían abrirse camino en la profesión trabajando en su medio, a cambio tan sólo de un aporte mensual a la empresa. Y rozando el récord mundial de caradurismo sugería que hacerlo era “Invertir en su futuro”.
   Os dáis cuenta a que niveles estamos llegando de caradura, de cinismo, de prepotencia, de injusticia, de maldad, de hijadeputez, de...
   Por éso cuando la gente me dice : “Si seguimos así nos iremos a la mierda”, yo siempre pienso que ya estamos en la mierda, bien en el medio de ella, tratando a manotazos deseperados de mantener la cabeza fuera para respirar, cosa realmente difícil cuando uno escucha cosas como éstas.
   A todo ésto estamos a pocos días de conocer la famosa REFORMA LABORAL que el amigo Rajoy está preparando, y de la que no se sabe gran cosa. Lo único que fuí escuchando es que se propone acabar con los Convenios Colectivos, para que cada empresarió negocie “libremente” con sus trabajadores las condiciones de trabajo. Que peligro y que mal me huele ésto...
   Aún reconociendo que los Sindicatos dejan muchísimo que desear, al menos ahora hay unos mínimos que hay que respetar, condiciones que han costado años de lucha y algunos muertos a lo largo de la  historia. Si se libera totalmente la negociación entre empleador y empleado, los caraduras como éstos de los que hablo, los inmorales, los aprovechados estarán a sus anchas y terminarán hacendo que trabajemos por un plato de arroz. Por supuesto que aún queda gente honrada, respetuosa, decente, pero en un mercado donde todo vale para ganar mas y mas guita, le tengo mucho miedo a los oportunistas, a los malvados y jetas caraduras como los que hablaba antes.
    Finalmente no me suicidé, era muy difícil con la cuerdas de la ropa, y decidí apagar la maldita radio y terminar de desayunar, pero me quedé pensando en ésto : ES QUE YA ESTAMOS EN LA MISMISIMA MIERDA...
  Un abrazo a todos